Poinsetia o flor de pascua

Flor de Pascua: la planta navideña por excelencia

Es una vieja tradición y no hay lugar a confusiones: cuando comenzamos a ver las calles regadas por la flor de pascua es porque la Navidad está muy cerca. Se trata de una planta decorativa muy bonita y vistosa, que debido a su color y por su época de mayor cultivo se la asocia con una planta especial para acompañar en épocas navideñas en los países del hemisferio norte.

La historia de esta planta nos remonta hasta el sureste de México, zona de la que es originaria, y en la época colonial, cuando comenzó a utilizarse como principal adorno en las iglesias, durante las fiestas navideñas. Esta costumbre poco a poco fue trasladándose a los hogares hasta volverse una tradición.

En cada país este curioso arbusto, adopta diferentes nombres: en México se la conoce como “náhuatl”, en España como “Flor de Pascua”, en Argentina como “Estrella federal”, en Nicaragua y otros países de Centroamérica como “Pastora”, “Flor del Inca” en Perú, “Flor de Navidad” en Colombia y “Poinsetia” en Estados Unidos.

Poinsetia o flor de pascua

Poinsetia o flor de pascua

Su principal característica, y la más llamativa, es el color rojo intenso de sus brácteas superiores, mientras que por debajo se encuentran las hojas de un color verde oscuro. Sus ramas terminan en un conjunto de pequeñas florecillas amarillas, que junto con las brácteas rojo intenso parecen formar una única flor. La época en que florece es entre noviembre y febrero, por eso en Navidad suele estar florecida; siempre y cuando no haya recibido demasiada luz.

Cuidados de la Flor de Pascua

La Flor de Pascua, al ser un símbolo de la Navidad que puede prolongarse hasta las Pascuas, suele cultivarse en interiores, aunque también se puede cultivar en exteriores siempre que haya un clima cálido, de lo contrario morirá. Al cultivarla en interior y en maceta, puede alcanzar los 90 cm de altura; mientras que en la tierra y en exterior puede llegar a medir 3 metros.

Riego

Es uno de los puntos más delicados a tener en cuenta para que la Flor de Pascua se mantenga en buen estado. Por un lado si llega a secarse por falta de riego, sus hojas se pondrán amarillas hasta caer. Pero si se riega de más puede pudrirse fácilmente. Por eso son plantas ideales para ambientes húmedos. Si notamos que la tierra está seca, habrá que regarla levemente. Si notamos que las hojas se comienzan a poner más oscuras y con signos de podredumbre, entonces habrá que evitar el riego hasta que seque e intentar quitar las hojas que estén malas.

Sol y luz

A la Flor de pascua no le gusta el sol directo, siempre prefiere un ambiente con buena luz pero no el rayo de sol directo, ya que sus hojas podrían quemarse. Es una planta que simpatiza con los climas cálidos y que tendrá que evitar el frío; por eso una temperatura entre 15 y 30 grados sería la ideal (siempre dependiendo en qué etapa esté). Tampoco le gustan las corrientes fuertes de aire ni los cambios de clima. Tener en cuenta que procede de México, entonces estará esperando un microclima similar al de su zona.

Toxicidad

Durante mucho tiempo se ha dicho que la Flor de Pascua tiene un alto nivel de toxicidad y que debido a eso es conveniente evitarla en hogares. Esto es erróneo. Se trata de una planta que puede resultar levemente tóxica sólo a través de su ingestión o contacto con los ojos; sobre todo la zona de sus pequeñas flores amarillas. El tener la planta en el hogar no causa problema alguno; pero si hay niños pequeños será conveniente colocarla fuera del alcance de ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s